La vainilla es una especia que procede de una orquídea originaria de México. Sin lugar a dudas es una de las plantas más buscadas por sus propiedades aromáticas, cosméticas y comestibles.

Desde hace siglos, la esencia de vainilla es una de las más populares y usadas en perfumería. De hecho, para los perfumistas es un elemento indispensable para dar personalidad a muchas fragancias.

Estudios han demostrado que su exquisito aroma es uno de los que más gustan a nivel mundial.

Su aroma es dulce y cálido, y, gracias a sus moléculas pesadas y poco volátiles, tiene una gran fijación y durabilidad en la piel, una garantía de éxito para cualquier perfume.

Además, tiene propiedades relajantes (ayuda a combatir el estrés diario y es calmante del sistema nervioso central), antidepresivas (estimula las emociones) y afrodisíacas (estimulan la secreción de las hormonas estrógenos y testosterona).

Su sofisticado y dulce aroma otorga equilibrio a notas olfativas amargas y agudas, combina a la perfección con esencias florales como el jazmín, pero también con cítricos como la bergamota.

Su aroma es tan versátil que tanto las mujeres como los hombres la utilizan, ya sea como perfume textil, ambiental o corporal.


A parte de como perfume, ¿cómo podemos utilizarla?

Para crear una habitación cálida y acogedora: agrega gotas de esencia de vainilla en un hornito con mucha agua.
Baño relajante: añade unas gotas en tu bañera.
Dormitorio romántico: rocía la sábanas y almohadas con esencia de vainilla.
Para que la ropa huela bien: pulveriza perfume en tu armario o directamente en la ropa en el momento de planchado.

Consigue ya tu esencia de Vainilla en www.beyouperfumes.com