Durante el embarazo, a muchas mujeres se les agudiza el sentido del olfato, por lo que su forma de percibir los olores cambia.

Este cambio se debe a las hormonas, en concreto, al estrógeno.

Científicos han demostrado que la mayoría de las mujeres experimentan un incremento del sentido del olfato en el primer trimestre, y, conforme va avanzando el embarazo, este va disminuyendo hasta que vuelve a la normalidad.


Estos cambios corporales afectan a nuestro perfume y hacen que huela diferente a lo habitual. ¿A qué se debe?
Los cambios hormonales y corporales como el aumento de peso y el aumento de la temperatura corporal provocan una mayor producción de sudor y por lo tanto, un cambio en tu olor corporal habitual, que, al mezclarse con tu perfume, hacen que huela diferente.

Si estás embarazada y te encuentras en esa situación, tranquila, son cambios son temporales.


Una buena recomendación es cambiar de perfume cada X tiempo.

Según un estudio científico, los perfumes que más atraen a las mujeres embarazadas son los que contienen notas cítricas, y los que menos, las notas florales, en concreto, las rosas. Aunque cada mujer es un mundo, y los gustos varían según la persona.
Si estás embarazada, lo mejor que puedes hacer es experimentar con aromas naturales hasta encontrar la combinación perfecta para tu “nuevo” sentido del olfato.

En BeYou Perfumes encontrarás 7 esencias naturales de máxima calidad con las que podrás crear una variedad infinita de perfumes personalizados según tus gustos y personalidad.